Curso sobre prevención de riesgos laborales

0
564

El trabajo humano, considerado como actividad o esfuerzo físico
y/o intelectual, es un fenómeno íntimamente ligado a la persona, entendida esta tanto desde su perspectiva individual, como desde su integración en el colectivo social. Tan estrecha vinculación ocasiona amplias repercusiones entre las tareas inherentes al trabajo, las condiciones en que dichas tareas o funciones han de desarrollarse (lo que podría denominarse «medio ambiente de trabajo») y la persona que las realiza, de tal suerte que las condiciones generales de los locales, instalaciones, materias primas, equipos, herramientas, los procesos productivos y la organización misma de la actividad, así como la naturaleza e intensidad de los agentes físicos, químicos y biológicos presentes en el trabajo interaccionan notablemente en el individuo inmerso en dicho medio.

Deja tu comentario