imagen html de ejemplo
Inicio Blog

Posición de la RIFAPT ante foros STPS 2015

0

 

Posición de la RIFAPT ante la convocatoria realizada por la STPS para
participar en el Foro de Difusión y Consulta en Materia de Seguridad y Salud
en el Trabajo.

México, D.F. a 19 de enero de 2015.

La Red de Investigadores sobre Factores Psicosociales en el Trabajo, A.C. (RIFAPT) se constituyó con la intención de impulsar el desarrollo de la investigación y la capacitación de especialistas para esclarecer los perjuicios de los llamados “factores del trabajo” sobre la integridad mental de los trabajadores.

Sus integrantes, un conjunto de académicos e investigadores interesados en la temática, asumimos que la población laboral requiere una visión rigurosa de cuanto acontece en sus entornos, de manera que ello contribuya a generar acciones de intervención ante la problemática que, principalmente, es de nuestra incumbencia. En este caso tenemos por objeto de estudio a los llamados “factores psicosociales” ligados al trabajo. Como consecuencia de éstos podemos ubicar a
un conjunto amplio de trastornos mentales asociados a las condiciones laborales.

En los últimos dos años, los trastornos mentales han registrado incrementos entre la población trabajadora. Estudios realizados por miembros de la Red y otros investigadores a nivel nacional e internacional, han encontrado una tendencia creciente de problemas como depresión, ansiedad, trastornos del dormir, violencia laboral mejor conocida como mobbing, distrés ligado a situaciones traumáticas asociadas con accidentes de trabajo e incluso presencia de trastornos cardiovasculares, por mencionar algunos ejemplos de cómo se ven impactadas la
integridad física y mental de los trabajadores. El IMSS ha reportado recientemente la presencia de algún tipo o nivel de estrés en el 75{20a60b73a1cda07ce2433237b967754d6e53d5d16fc2e14f7e109f91f7e5e586} de la población trabajadora mexicana y señala que el 25{20a60b73a1cda07ce2433237b967754d6e53d5d16fc2e14f7e109f91f7e5e586} de los infartos se originan por un padecimiento ligado a éste (La Jornada, 2013).

Entre las causas laborales que se han documentado se encuentran: el empleo precario, eventual y por horas que dan cuenta de la inestabilidad laboral, la prolongación de la jornada, la intensificación del ritmo de trabajo y el “outsourcing” o subcontratación, las que se han incrementado como resultado de la contrarreforma laboral a la Ley Federal del Trabajo aprobada en 2012. Como señalaba en septiembre de ese año Oscar Alzaga: …se trata de una reforma que cambia el fondo y la esencia de la ley laboral, que de aprobarse, la ley dejaría de ser tutelar del trabajo, para ser tutelar del capital. Se trata de una iniciativa retrógrada que hace retroceder los
derechos laborales –por tanto, a los derechos humanos- a los tiempos remotos del orden porfirista (Alzaga, 2012).

Con base en esta contrarreforma, se actualiza el Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo (2014); que señala en el artículo 2º que el objetivo de dicho Reglamento consiste en “establecer las disposiciones en materia de Seguridad y Salud en el Trabajo que deberán observarse en los Centros de Trabajo, a efecto de contar con las condiciones que permitan prevenir Riesgos y,
de esta manera, garantizar a los trabajadores el derecho a desempeñar sus actividades en entornos que aseguren su vida y salud, con base en lo que señala la Ley Federal del Trabajo. En el artículo 3º numeral IX señala la necesidad de diagnosticar entre otros a los “factores psicosociales”, los cuales se equiparan a los ergonómicos, lo cual es un acto de ignorancia, independientemente de que más adelante ofrezcan una definición diferenciada para unos y otros.

A partir de lo anterior, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social llamó a un foro de difusión y consulta a nivel nacional en octubre del año pasado, para, entre otros objetivos, enriquecer “La Guía para la Identificación, Adopción de Medidas de Prevención y Seguimiento de los Factores de Riesgo Psicosocial; La Guía para lade Riesgo Ergonómico y la Normatividad en materia de Seguridad y Salud en el Trabajo, 201”; (http://autogestion.stps.gob.mx:8162/AvisoForoDiscusion.html). Documentos que no han compartido de manera íntegra, por lo que es fantasioso aportar un punto de vista fundamentado al respecto.

La RIFAPT consecuente con su postura analítica e independiente, se declara opuesta a la contrarreforma laboral del 2012, por las implicaciones perjudiciales en el trabajo y consecuentemente en la salud de los trabajadores.

Expresamos públicamente la decisión de no participar en los mencionados foros de consulta ya que, además, el mecanismo para la participación se antoja de simulación convalidante, al reducir las intervenciones a un máximo de 5 minutos lo cual es completamente insuficiente para abordar con la profundidad y amplitud los temas a tratar; en particular el caso del Programa “Bienestar Emocional y Desarrollo Humano en el Trabajo”, adolece de inconcebibles insuficiencias y errores conceptuales, así mismo, se puede notar en dicha propuesta una visión productivista más que de promoción del bienestar de los trabajadores. Si realmente hubiera la voluntad política de impulsar el desarrollo humano y propiciar bienestar emocional, este programa se tornaría inútil bajo la actual política laboral, que no garantiza las condiciones mínimas de empleo y seguridad en el trabajo. Sin embargo, en la asamblea se llegó al acuerdo de que si los miembros de la Red desean participar lo pueden hacer a título personal.

Junto con ello se pretende implantar el programa Solve (Paquete de formación para abordar la prevención de los riesgos psicosociales y la promoción de la salud y el bienestar en el trabajo a través del diseño de políticas y su aplicación) de la Organización Internacional del Trabajo (Mesa Redonda A del programa) como la única opción para la evaluación de los “factores psicosociales” en el trabajo cuando en el mundo existe una amplísima variedad de metodologías para dicho
fin.

En virtud de lo necesario que es atender la nocividad respecto a los aspectos psicosociales en el trabajo y que sean legalmente reconocidos en el país, invitamos a todos quienes han sido convocados a esta consulta a que reflexionen sobre la pertinencia de su participación y evalúen si con tal formato pudieran aportarse ideas en beneficio de los trabajadores, o con ello sólo se busca el aval para justificar lo que ya está decidido desde las altas esferas del poder.

Todo parece una simulación más, semejante a las escenificadas recientemente, para convalidar las contrarreformas que el titular del Ejecutivo ha impulsado en sus primeros dos años de gobierno.

Atentamente

Red de Investigadores Sobre Factores Psicosociales en el Trabajo

Firman:
Jorge Ignacio Sandoval Ocaña
Susana Martínez Alcántara
Amilcar Torres Ortiz
Germán Gómez Pérez
María Adriana Cecilia Cruz Flores
Claudia Sánchez López
Mireya Zamora Macorra
Teresa Gutiérrez Alanís
Nereyda Valdovinos
Javier Quintero Medina
Luis Manuel Pérez Pantoja
Carlos Raymundo Martínez Pérez
Luis Manuel Fernández Hernández

Obituario – Bulmaro Villaroel Velasco

0

La Red de Investigadores sobre Factores Psicosociales en el trabajo lamenta el fallecimiento del compañero Bulmaro Villaroel Velasco, sindicalista incansable del Sindicato Independiente de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Durante los años 1981-82, 1983-84 en su calidad de Secretario General del SITUAM; él junto con el Comité Ejecutivo impulsaron la realización de estudios sobre Salud en el Trabajo en todas las dependencias de la UAM, parte de ello incluyó de manera significativa la evaluación de los efectos negativos del trabajo en el psiquismo de los trabajadores. Gracias a la tenacidad de Bulmaro y otros compañeros y compañeras sindicalistas, la preocupación por la salud en el trabajo empezó a ser tema de las demandas sindicales del SITUAM y otros sindicatos democráticos de entonces.

Siempre afilando y actualizando la mente viendo cine, leyendo de historia y novela; oyendo rock y tropical. Siempre amable a pesar de su mirada de águila. Siempre sonriente con gestos de sorpresa y partícipe en acciones de exigencia, de inconformes, de excluidos.

Con sus cabellos blanquecinos largos y rizados, y la piel de bronce oscuro, no sólo le recordaremos, sino de él, como el camarada ejemplar que siempre fue, hablaremos con quienes convivamos, porque existencias como la suya, junto al querido Guaymas y el inolvidable Daniel Molina, perduran firmes después de su vida terminada…

Día de los y las Psicólogas

0

A 142 años de iniciar el camino como un saber de investigación rigurosa, y 47 años de estrenarnos en México como profesión en el país (expedición de la 1ra cédula profesional en 1974), con un promedio de 140 mil jóvenes compatriotas estudiando la profesión desde hace una década, con algo más de 200 mil titulados desde fines de los 80s, con espacios profesionales recién patrimonializados como la psicología Forense, con más de medio millar de instituciones universitarias formando psicólogos (la enorme mayoría privada$; pero paradójicamente la mayoría de estudiantes en instituciones públicas), en virtud de todo ello, claro que es euforizante celebrar un día más en nuestro honor, y abrazarnos trepidatoriamente.
Pero también hace falta reemprender esfuerzos hacia el destierro de absurdos como creer que Freud es el «padre de la psicología», que el freudoanálisis es una psicología, que somos la ciencia «del comportamiento» (estilo skinneriano), que haya psicologíaS y no un corpus teórico menos divagante y unitario, así como que aún pesan demasiado el vocabulario y cosmovisión medicalistas, que hace falta una psicogerontología para la creciente franja etárea de la 3ra y 4ta vuelta, que aún gravita en demasía la creencia poblacional de que somos «amansalocos», de que aún compitan con nosotros un tropel de charlatanes de toda laya con nuestras destrezas y conocimientos (couchings, desarrollo-humanos, mindfullness, terapistas gestalt, chamanes de Catemaco, zodiacalistas astrológicos, tarotistas, «programación neuolingüística», constelaciones familiares y demás fauna de engañifa$).
Y prudente es mencionar que en la terrible coyuntura mundial de la pandemia CV-19 aún no se calibran sus estragos en la integridad ideo-afectiva de quienes han perdido familiares o amigos y de quienes, contagiados, han de protegerse de las secuelas; una tarea pendiente aún de la concurrencia decisiva de nosotros los psicólogos.
Pero felicitémonos cálidamente porque somos la profesión que apunta a que en el futuro mediato seremos muy necesarios para contribuir a formas de vivir y convivir menos ingratas para millones de congéneres de este maravilloso, convulso y ahora, desde 2018, esperanzante país..!!!

Germán Gómez Pérez
Universidad Nacional Autónoma de México
Facultad de Estudios Superiores Zaragoza
Carrera de Psicología

Día de las y los maestros

0

El 15 de mayo se celebra el día del maestro en nuestro país. Generalmente más que un festejo es un día de lucha caracterizado por múltiples marchas que vienen de todos los estados de la República hacia Palacio Nacional, a exigir mejoras salariales y en las condiciones de trabajo, cumplimiento de los contratos colectivos, democracia sindical, y, no en pocos casos, dotación de insumos básicos para la impartición de la docencia: aulas, sillas, mesas, baños.

La desigualdad social que existe en nuestro país se hace notoria entre los trabajadores de la educación en términos de la región donde viven, de los salarios que perciben, de las instalaciones donde trabajan. Esa misma desigualdad se aprecia en un sector amplio de docentes universitarios: la estabilidad laboral no está garantizada para todas y todos los académicos, sobre todo para los más jóvenes que egresan de las universidades y su vocación es la docencia. La necesidad de contar con un empleo remunerado, da pie para aceptar condiciones de trabajo indignas, con contratos temporales, pérdida de prestaciones, bajos salarios y cargas laborales incrementadas.

Estas condiciones de trabajo que tienden cada día más hacia la precarización, propician la presencia del estrés, de fatiga y de múltiples daños en la salud, que merman el bienestar de las y los trabajadores. Por eso es que este día, además de luchar por mejoras salariales, por democracia sindical, por la estabilidad laboral, es una fecha propicia para recordar que la salud no se vende y que la lucha por mejores condiciones de trabajo es también por la salud y por la vida.

El mundial del Qatar y los obreros muertos

0

Pronunciamiento Público de la Red Nacional de Peritos/as y Expertos/as Independientes Contra la Tortura, Organizaciones de la Sociedad Civil y Personas Defensoras de Derechos Humanos en México ante la represión ocurrida en Colombia

0

5 de mayo de 2021

Como profesionistas de diferentes ciencias y saberes, mujeres y hombres defensores de derechos humanos que conformamos la Red Nacional de Peritos/as y Expertos/as Independientes Contra la Tortura, Organizaciones de la Sociedad Civil y Personas Defensoras de Derechos Humanos en México, queremos expresar nuestra preocupación, así como nuestro más profundo rechazo por el uso excesivo de la fuerza del Estado Colombiano contra manifestantes durante las jornadas de movilización del 28 de abril al 3 de mayo del 2021.

Las Jornadas sucedieron en ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena y Pereira, impulsadas por múltiples factores, principalmente la Reforma Tributaria para subir los impuestos propuesta por el gobierno de Colombia -liderado por Iván Duque-, en medio del actual contexto de la pandemia de COVID 19. Ante esto, “decenas de miles de personas protestaron este sábado (01.05.2021) en Colombia por cuarto día consecutivo para exigir el retiro de una reforma tributaria”(1). Otro factor ha sido el creciente aumento de la pobreza y la desigualdad; antes de la pandemia Colombia tenía 17.4 millones de personas en situación de pobreza, mientras que hoy tiene 21.2 millones. Según el DANE, Cali -una de las ciudades donde más se ha sentido las protestas y la violencia policial-, pasó de tener 21.9% de personas en pobreza en 2019, a 36.3% en 2020.

Por otro lado, es importante anotar que el descontento de las y los ciudadanos, especialmente de los/as jóvenes colombianos/as ya existía desde 2019. A final de ese año ya se habían dado varias manifestaciones en contra del gobierno de Duque, principalmente por no cumplir con los acuerdos de paz y por no proteger a líderes sociales que han estado siendo sistemáticamente asesinados/as desde la firma de dichos acuerdos(2). Igualmente, durante las protestas de 2019 se también registraron actos de violencia policial y asesinato de jóvenes hasta ahora totalmente impunes. Es decir, las movilizaciones de los últimos días constituyen una continuación de la inconformidad de la ciudadanía con las políticas del Iván Duque y su partido político, las que habían sido pausadas por la pandemia de la COVID 19. A esta inconformidad se le ha sumado, en el último año, la mala gestión que el gobierno ha hecho de la pandemia, el aumento de la pobreza y la inequidad, así como la anuencia con la violencia y el asesinato de jóvenes y líderes sociales.

Se ha documentado a través de imágenes, videos, testimonios e información recabada por diferentes organizaciones de la sociedad civil nacionales e internacional sobre lo que está aconteciendo en Colombia, donde se hace evidente que, además de tener que estar enfrentando la Covid 19, en el primer trimestre del 2021 la población ha tenido que enfrentar una creciente situación de violencia de Estado, con un recrudecimiento exponencial en los últimos días.

Algunos de los hechos registrados durante las protestas recientes:

●El SIADDHH(3) confirmó “180 agresiones individuales contra 176 personas defensoras de derechos humanos (77 casos en enero de 2021; 43 casos en febrero de 2021 y 56 casos de marzo de 2021).” Esto toma relevancia por la represión hacia las organizaciones nacionales de observación y defensa de derechos humanos, lo que a su vez incrementa el riesgo de que existan más violaciones a los derechos humanos del pueblo Colombiano.

●El 26 de abril de 2021, el Sistema de las Naciones Unidas en Colombia, emitió un comunicado en el que rechaza y condena los recientes actos de violencia contra comunidades, defensores, líderes y excombatientes, exigiendo al Secretario General, Antonio Guterres, el “cese inmediato de hostilidades… e insta a que refuercen las medidas para salvaguardar de manera efectiva la vida y los derechos de todas las personas en los territorios afectados por el conflicto y la violencia.” Además hace referencia al impacto que estos actos están teniendo sobre la población y se he pedido la «investigación, juzgamiento y sanción» de todos los «asesinatos» cometidos en el marco de las manifestaciones en el país(4). La propia Juliette de Rivero, la Alta Comisionada para la ONU en Colombia, “…denunció ataques de la Policía contra misión humanitaria en Cali”(5).

A lo anterior se suma que el 15 de abril se presentó la reforma tributaria, la que atenta contra la clase trabajadora, aumentando los impuestos para la población y generando un legítimo descontento, por lo que se convocó a un Paro Nacional el 28 de abril y Jornadas de Movilización en ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena. Frente a estas manifestaciones, el gobierno de Iván Duque decidió usar a las fuerzas armadas en contra de la población civil:

  • Del 28 al 30 de abril se registraron 851 casos de violencia policiaca; 655 detenciones arbitrarias de manifestantes; 13 víctimas de ejecuciones extrajudiciales; 4 víctimas de violencia sexual; 18 casos de disparos con armas de fuego; 98 intervenciones violentas por parte de la policía.
  • El 2 de mayo Iván Duque retiró la propuesta de la Reforma Tributaria, sin embargo la represión continuó de manera indiscriminada en las calles colombianas.
  • El 3 de mayo, durante la madrugada, el reporte nacional de Derechos Humanos registró: 4, 528 llamadas por violaciones a derechos humanos; 309 personas desaparecidas (localizadas 107); 8 homicidios reportados (2 confirmados, 6 en proceso de verificación); 823 personas heridas (782 miembros de la sociedad civil, el resto policías).
  • El 4 de Mayo de 2021, en Santiago, Cali, se registraron disparos de armas, agresiones verbales y físicas a la Misión de Verificación integrada por diversas organizaciones(6).
  • Muertes registradas: “…con al menos 19 muertos (en todo el país) y más de 800 heridos…”(7). Algunos de los nombres de los jóvenes asesinados son Marcelo Agredo (17 años), Brayan Niño (24 años), Jovita Osorio, Diego Perdomo (21 años), Santiago Murillo
    (19 años), Miguel Ángel Pinto, Nicolás Guerrero, Andrés Rodríguez8.
    ● La Campaña Defender la Libertad9 también reporta: 305 personas heridas por el accionar
    desproporcionado de la Policía Nacional y, en particular, por el ESMAD(10) sufrieron lesiones oculares (11). 47 personas defensoras de los DDHH fueron agredidas en el marco de las movilizaciones.); 11 personas fueron víctimas de violencias basadas en género ejercidas por la misma institución; 18 personas han sido asesinadas presuntamente por el accionar de la Policía; 988 personas han sido detenidas, gran parte de ellas por medio de procedimientos arbitrarios, siendo sometidas a tortura y/o tratos crueles; 8 allanamientos que fueron declarados ilegales, incluyendo las capturas asociadas; Se han presentado 398 denuncias por abusos de poder, autoridad, agresiones y violencia policial.

Frente a estas graves violaciones de derechos humanos (detenciones arbitrarias, tortura, ejecución extrajudicial, entre otras), como Red Nacional de Peritos/as y Expertos/as Independientes contra la Tortura en México, Organizaciones de la Sociedad Civil y Personas Defensoras de Derechos Humanos en México nos sumamos a la observación internacional y expresamos nuestra solidaridad hacia el pueblo de Colombia, a su población y juventud movilizada, y a sus defensores/as de derechos humanos, y repudiamos enérgicamente la represión contra la población en su legítimo derecho a la protesta social.

1. Hacemos un llamado al Estado mexicano que se pronuncie en contra de los sucesos represivos y la violencia estatal ocurridos en Colombia.
2. ConvocamosaromperelsilencioquesepretendeinstaurarporelgobiernodeIvánDuque.
3. NossumamosalllamadodelosOrganismosNacionaleseInternacionalesdeDefensade
Derechos Humanos para exigir el cese de la violencia en Colombia.
4. Exigimosquesegaranticelaatenciónyseguridaddelaspersonasagredidas,queceseel hostigamiento y la criminalización de la protesta social y la defensa de derechos humanos.
5. Exigimos se investigue y se esclarezcan los hechos ocurridos en Colombia por una Comisión Internacional e Independiente, en la que se reconozca estos delitos como
violaciones graves a derechos humanos.
6. Exigimos que se garantice la atención adecuada, la justicia y la reparación para todas las
personas que han sido víctimas de estos lamentables hechos en los últimos días, así como el abordaje de los impactos psicosociales que se han generado en los colectivos, grupos, organizaciones y en la comunidad en general.

FIRMAS

Organizaciones, Redes y Colectivos.-

−Abogadas y Abogados para la Justicia y los Derechos Humanos, A.C.
−Aluna Acompañamiento Psicosocial, AC
−Asociación Círculo de Trabajo Colectivo de Jóvenes Indígenas de la Amazonia – ACITCJIA – PERÚ
−Asociación Civil Trans Oaxaca ACTOAX A.C.
−Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas de Violaciones a los Derechos Humanos en México, (AFADEM-FEDEFAM) −Asociadas por lo Justo (JASS) Mesoamérica
−Bifanzine Colectivo
−Casa Tochán·Nuestra Casa (Tochan Sueños y Realidades A.C.) −Centro de Apoyo al Movimiento Popular Oaxaqueño A.C. −Centro de Derechos Humanos Ajusco, A.C.
−Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinollan”
−Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova A.C.
−Centro de Derechos Humanos Toaltepeyolo
−Centro de Estudios Sociales y Culturales «Antonio de Montesinos» A.C. −Centro de Investigación y Capacitación Rural (CEDICAR)
−Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo, A. C (CEPAD)
−Colectivo Feminista Movimiento Malinche
−Colectivo Todas Somos Iguales CDMX
−Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, A.C. −Comunicación e Información de la Mujer A.C. (CIMAC)
−Consejo Federal Ejecutivo Nacional e Internacional del Frente Mexicano Pro Derechos Humanos, (FMPDH).
−Diplomado Internacional de Estudios de las Mujeres, Feminismos y Descolonización. −El Rebozo – Cuidado de la vida y los territorios.
−EQUIS Justicia para las Mujeres
−Espacio Psicosocial por los Derechos Humanos – México
− FLEPS, Frente por la Libertad de Expresión y Protesta Social (ARTICLE 19 Mx, CDH Vitoria, Centro Prodh, CEPAD, Cencos, CAUSA, Marabunta, Propuesta Cívica, Serapaz, Red TDT, Resonar)
−Fundación Mónica Alejandrina
−Grupo de Acción Comunitaria
−Grupo Feminista 8 de Marzo Chihuahua
−IDHEAS, Litigio Estratégico en Derechos Humanos A.C
−Instituto Mexicano de Derechos y Democracia, A.C. (IMDHD) −Las del Aquelarre Feminista.
−Luna del Sur A.C.
−Mano Vuelta A. C.
−Marea Verde Chihuahua
−Me Muevo por Colombia
− Migrante33
−Mujeres por la paz y la justicia A.C.
−Salud y Desarrollo Comunitario A. C.
−Rastreadoras de Cabo San Lucas, BCS.
−Red de investigadores sobre factores psicosociales en el trabajo A.C. −Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual por Sacerdotes
−Red Nacional de Mujeres Periodistas de México.
−Red Nacional de Peritos/as y Expertos/as Independientes Contra la Tortura −Red Solidaria de Derechos Humanos A.C
−Sabuesos Guerreras
−Soy Humano ac Veracruz
−Unión Cívica Democrática de Barrios Colonias y Comunidades UCIDEBACC

Personas Defensoras de Derechos Humanos.-
1.Abraham Román Figueroa
2.Abril Angélica Rodríguez Martínez 3.Adrián Ávila Calvillo
4.Adriana Ramírez Vanegas
5.Alejandra Ignacio Álvarez
6.Alejandrina Cabrera Muñoz
7.Alejandro Morales Hernández (México)
8.Alfredo Castillo
9.Ana Elena Contreras
10. Andrea Kenya Sánchez Zepeda
11. Andrea Montefoschi
12. Araceli García Casas
13. Araceli Osorio Martínez CDMX
14. Arely Orozco (México)
15. Astrid Elena Muñoz Castrillón
16. Aurora Marcela Pérez Flórez
17. Blanca Castañón Canals
18. Candy Esther Martínez
19. Carla Redondo Pérez
20. Carlos Barajas García
21. Carmen Clavel Arcas
22. Carmen Herrera
23. Carolina Robledo SIlvestre
24. Casandra Guajardo Rodríguez
25. Cesar Morales Rodríguez
26. Christian Constantini
27. Claudia Ignacio Álvarez
28. Consuelo Chapela (UAM-X, México)
29. Cristina López Suárez
30. Dalia Alejandra Luna Muñóz
31. Daniel Nizcub Vásquez Cerero
32. Daniel Trejo López
33. Daniela Ramírez Camacho
34. Delia García Avilés
35. Denisse Montiel Flores
36. Diego Antonio Contreras Hernández
37. Diego Armando Aguilar Brígido
38. Eber Huitzil
39. Edith Escareño Granados
40. Eduardo Torres Navarrete
41. Elena Castañon
42. Eliseo Guajardo Ramos
43. Elizabeth Alfaro Quintero
44. Enrique Somohano Mendoza
45. Eréndira Magdalena Luna Gil
46. Erika Lilí Díaz Cruz
47. Érika Paola Muñoz Rodríguez
48. Esperanza Pedroza Ruesga
49. Eva Lucero Rivero Ortiz
50. Edward Bermúdez
51. Fabiola Fuentes
52. Felipe Rojas Ordunio (ex-preso político y defensor de DDHH) 53. Fidel Morales Meza
54. Flora Verónica Salas Cisneros
55. Floridalma Pérez González
56. Gabriel Morales Hernández
57. Gary Maldonado
58. Gladys Fabiola Morales Ramírez
59. Haniel Gibson Medina
60. Ignacio López Guerrero
61. J. Raquel Martínez Collazo
62. Javier Lingo Orellana
63. Jazz Bustamante Hernández
64. Jesé Romero
65. Joaquín Aguilar Méndez
66. Joel Heredia Cuevas
67. Jorge Cortez Ruiz
68. José Alonso Espinosa Sanabria
69. José Pablo García Ayala
70. Juan Garduño Bautista
71. Julio Mata Montiel
72. Karen Oddette de Villa Baños
73. Karla María Sánchez Silva
74. Krimilda Bernal Hoyos
75. Laura Freyermuth
76. Laura Melchor Díaz
77. Laura Morales Hernández (México)
78. Leticia Gonzalez Cruz
79. Liz Mirel Cázares
80. Librado Baños Rodríguez (ex-preso político y defensor de DDHH)
81. Luz María Stella Moreno Medrano
82. Lorena Peralta
83. Lorena Vásquez Contreras
84. Marcela Gómez Álvarez
85. María Elena Camiro Zúñiga
86. Maria Elena Villafuerte Mata
87. María Fernanda Olvera González
88. María Fernanda Peñaloza Del Valle
89. María Fernanda Trujillo Castillo
90. Mariana Martínez Tron
91. Mariana Somohano Castañón
92. María Silvia Aguirre Lares
93. Mariela Castro Flores
94. Marina Macias Serrat
95. Marisol Silva Laya
96. Mauricio González González
97. Melesio Melchor
98. Miguel Ángel Paz Carrasco
99. Pablo Reyna Esteves
100. Miguel Pozo Marín
101. Milsú González Torres
102. Mónica Flores Martínez
103. Monserrat Méndez Álvarez
104. Nadia Hernández del Río
105. Nancy J. López Pérez
106. Natalia Pérez Cordero
107. Nuvia Maestro
108. Olga Arnaiz Zhuravleva
109. Olga Guzmán Vergara
110. Olivia Cortez Corona
111. Paola Alejandra Ramírez González
112. Patricia Espinosa
113. Patricia Manzanares Ochoa
114. Paula Saucedo Ruiz
115. Paulina Madero Ruiz
116. Paulina Molinar Haro
117. Paulina Somohano Castañón
118. Raquel Ramírez Villegas
119. Rebeca Raquel Cruz Hernández
120. Rodrigo Barraza García
121. Rodrigo Morales Romero
122. Romelia Hinojosa Lujan
123. Roselia Arminda Rosales Flores UACM 124. Rossina Elisa Uranga Barri
125. Salvador Solorzano Ruelas
126. Sandra Compeán Dardón (UAM-X, México) 127. Sandra Odeth Gerardo Pérez
128. Sandra Somohano Castañón
129. Silvia Díaz
130. Stefania Grasso
131. Stefano Claudio Sartorello
132. Susana Vanessa García Benitez
133. Tania María Carrillo Grange
134. Teófilo García López (ex-preso político y defensor de DDHH)
135. Úrzula Negrete
136. Valentina Thelema. Directora Editorial de la Revista Electrónica «Madero 39» 137.Valeria Moscoso Urzúa
138. Verónica Espinosa
139. Víctor Hugo Guzmán Cuevas
140. Vieni González Torres
141. Volga de Pina Ravest
142. Xavier Gallardo Cosme
143. Ximena Antillón Najlis
144. Yarima Merchan Rojas
145. Yessica Sánchez Maya
146. Yutzil Mendoza Espinosa

 

[1] Nuevas protestas contra la reforma tributaria en Colombia https://www.dw.com/es/nuevas-protestas-contra-la-reforma-tributaria-en-colombia/a-57400878

[2] Entre el 1 de noviembre de 2016 y el 30 de junio de 2020 se registraron a nivel nacional 944 homicidios a líderes, lideresas sociales y excombatientes de las FARC-EP en 29 de los 32 departamentos del territorio nacional. Colombia es el país con el mayor índice de asesinatos de personas defensoras de derechos humanos en América Latina. http://www.indepaz.org.co/wp-content/uploads/2021/03/Cartilla-sistematicidad-con-ISBN-comprimido-1.pdf

[3] SIADDHH – Sistema de Información sobre Agresiones contra Defensores y Defensoras de Derechos Humanos en Colombia: este sistema registra información conocida directamente por el Programa Somos Defensores y por fuente directa con las organizaciones sociales y organizaciones no gubernamentales que reportan los casos al Programa. https://mail.google.com/mail/u/0/#inbox/FMfcgxwLtkcHgnqXBMBXVQLbrTLfrchS?projector=1

[4] Sistema de las Naciones Unidas en Colombia rechaza y condena los recientes actos de violencia https://colombia.unmissions.org/sistema-de-las-naciones-unidas-en-colombia-rechaza-y-condena-los-recientes-actos-de-violencia-contra; ONU Derechos pide una investigación sobre “los asesinatos” durante las manifestaciones en Colombia https://news.un.org/es/story/2021/05/1491582

[5] Paro Nacional hoy 4 de mayo https://co.marca.com/claro/trending/2021/05/04/60913d1be2704eea348b4581.html

[6] Campaña Defender la Libertad

[7] Paro Nacional hoy 4 de mayo https://co.marca.com/claro/trending/2021/05/04/60913d1be2704eea348b4581.html

[8] La Sureña Latinoamericana: Asesinatos de Estado https://www.facebook.com/photo?fbid=1610506002673148&set=pcb.1610475749342840

[9] Situación de Derechos Humanos en Colombia: #PARONACIONAL https://defenderlalibertad.com/situacion-de-derechos-humanos-en-colombia-paronacional/?fbclid=IwAR2P_r42OrjAmSVx-6NjY7wHNJLzSFVWyd-pa1YNu3ILXi1C4Z97WqvDHSA

[10] Escuadrón Móvil Antidisturbios

[11] Lesiones oculares: se observa la similitud en la represión en América Latina, que nos recuerda lo sucedido en Chile, donde hubo al menos 460 personas heridas en los ojos por parte de las fuerzas de seguridad del gobierno de Sebastián Piñera. Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH). https://www.excelsior.com.mx/global/chile-460-con-danos-oculares/1370976

 

y Periodistas*

1° de mayo Día Internacional del Trabajo

0

Trabajo y pandemia por Covid-19

Reducir la jornada laboral a 8 horas fue una de las demandas que los trabajadores de Chicago exigieron en la histórica huelga de 1886. Por lo que, a partir de 1889, el Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional acordó celebrar el Día Internacional del Trabajo el 1° de mayo. En México se hizo el primer desfile obrero en 1913, convocado por la Casa del Obrero Mundial. Donde también se exigía la reducción de la jornada laboral.

Ahora, de cara a la pandemia, esta demanda cobra vigencia debido a las extenuantes jornadas que acompañan el llamado home-office. La actividad laboral se sobrepone a la vida cotidiana en un mismo espacio y tiempo, el de la vida familiar. De tal forma que se diluyen los límites del horario de trabajo, con las implicaciones que esto conlleva para la integridad psicológica de los individuos. Ya no hay hora de entrada, ni hora de salida; tampoco hay hora de descanso. La jornada es extensa, acumulada, doble o triple.

Porque a pesar de los años y las luchas de miles de trabajadores de todo el mundo, sigue siendo una deuda pendiente. Pese al aclamado progreso tecnológico, lejos de favorecer este derecho lo ha restringido profundamente. Es por lo que, desde el trabajo remoto realizado en casa, en esta ocasión reivindicamos la reducción de la jornada laboral.

Redacción: Flora Salas
Ilustración: Enrique Cedillo

En memoria de las y los trabajadores accidentados y fallecidos durante la pandemia

0

Los accidentes y muertes en el trabajo han cobrado una magnitud inédita debido a los riesgos acentuados con la emergencia sanitaria, en particular han incrementado los riesgos psicosociales. Es por lo que, en el marco de la Jornada Internacional de Conmemoración de los Trabajadores Fallecidos y Heridos, el 28 de abril, hacemos un llamado a la acción reflexiva sobre el incremento de estos riesgos y sus perjuicios en la salud y contra la seguridad de los trabajadores.

La situación de pandemia en que nos encontramos desde hace más de un año, así como las condiciones laborales, de por sí precarizadas, acentúan la incertidumbre laboral. Además de representar una mayor carga de trabajo y un incremento de presión emocional que desemboca en un aumento de daños a la salud.

La complejidad de las condiciones del momento es visible, por un lado, con las muertes de trabajadores de la salud a causa de la exposición al SARS-Cov2. En algún momento se consideraron como muertes generales, es decir, se desconoció su asociación a su actividad laboral, con lo cual se invisibilizaron las implicaciones sociales y políticas de estas muertes causadas o asociadas a su trabajo. Amén de los efectos cognitivo/afectivos producidos por la exposición constante y prolongada al cuidado de enfermos graves y fallecidos.

Por otro lado, el llamado teletrabajo se ha convertido en riesgos para la integridad mental en virtud de que la fatiga, el distrés y la ansiedad se incrementan. Enormes contingentes de empleados del sector servicios, en particular el educativo, se han visto obligados a adoptar esta modalidad durante el aislamiento sanitario, en detrimento de su estado afectivo y cognitivo.

Finalmente, aunque de forma indirecta, el desempleo se está convirtiendo también en un riesgo importante para la integridad mental de los habitantes.

En el repunte económico de la crisis a nivel mundial en el que nos encontramos, así como el aumento de las tasas de desocupación y desempleo, han intensificado la incertidumbre, lo cual está moviendo a grandes franjas poblacionales a buscar opciones, que se traducen en formas emergentes de ocupación, trabajo informal o emigración, entre otras.

Todo ello tiende a incrementar y agravar tasas de accidentes y muertes asociadas al trabajo.

Ante este panorama y con motivo de la Jornada Internacional de Conmemoración de los Trabajadores Fallecidos y Heridos, insistimos en el cumplimiento del derecho al trabajo seguro y saludable.

Resiliencia y OIT

0

Este 2021 la Organización Internacional del Trabajo (OIT) orienta el 28 de abril (en su origen el día dedicado a las personas fallecidas y heridas por el trabajo y en versión de la OIT el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo) a la resiliencia para hacer frente a las crisis, todo esto bajo el clima generado por la pandemia de COVID-19.

Puede parecer atinado referirse a la “resiliencia” considerando que después de más de un año de pandemia enormes conjuntos de trabajadores e incluso organizaciones no han podido resistir todos sus embates. Los efectos en las y los trabajadores son de naturaleza diversa: pérdida del empleo, disminución de salarios o ingresos, cambios significativos en el desarrollo del trabajo, por ejemplo, el home office, afectaciones en la salud orgánica y alteraciones psíquicas en sus planos cognitivos, afectivos y en las interacciones interpersonales. Para las empresas ha significado reestructuraciones, pérdidas económicas y en algunos casos el cierre.

No obstante, habría que considerar que recurrir a conceptos o modelos teóricos de generalizada difusión en la literatura y en los ambientes científicos o profesionales, sin una revisión minuciosa, no siempre es la mejor vía para explicar el fenómeno estudiado o sobre el que hay que intervenir, tal es el caso del concepto de resiliencia.

Por resiliencia se entiende,  grosso modo, como la capacidad de los individuos para superar, resurgir, salir avantes y fortalecidos de situaciones de vida sumamente adversas. Si bien se puede aceptar que hay sujetos, o personalidades con capacidad no sólo de enfrentar, sino de sobreponerse y sobresalir a situaciones de vida o condiciones sociales adversas mayúsculas, hoy día a cualquier persona que enfrenta cualquier tipo de situación más o menos conflictiva se le denomina “resiliente”.

Las exageraciones en el uso del concepto derivadas de esta “moda” de la resiliencia han llegado a plantear que incluso hay organizaciones, instituciones o empresas “resilientes”.

El uso y abuso de “modas intelectuales” llegan a diseminarse e instalarse en los discursos oficiales de organismos tan reconocidos como la OIT.

Que la OIT hable de resiliencia quizá se pueda interpretar en el sentido de que hay tendencia poco reflexiva de hacer uso de conceptos que se imponen en el lenguaje de algunas disciplinas no por su validez explicativa, sino por su resonancia en ciertos espacios académicos e incluso mercadológicos.

Esta no es la primera que vez que ocurre esto: en las décadas de los 40 a los 60 la motivación se promulgó como la base sobre la que se asentó el desempeño de los trabajadores; en los 90 la inteligencia emocional fue el encuadre que servía para explicar la eficacia laboral de los empleados, a inicios de los dos mil la psicología positiva y el coaching se convirtieron en el faro que guía la óptica prestación de los servicios, la productividad y el máximo rendimiento; en la segunda década de este siglo, la resiliencia, entre otras, hace su entrada al campo laboral.

En tanto la OIT es referente obligado en el mundo para todos aquellos especialistas y organismos dedicados al estudio y desarrollo de acciones en todo lo relativo al trabajo, pareciera necesario analizar con mucho mayor detenimiento el uso y difusión de ideas, conceptos y propuestas teóricas que realmente sean aplicables y útiles a la realidad laboral; ¿realmente se puede hablar de empresas resilientes?

Si bien algunos modelos pueden ser de interés en su aplicación, habría que tener la precaución de no aparecer como simples seguidores de la tendencia; generalmente cuando un concepto se impone como “moda” se observa una simplificación, cuando no una franca banalización de sus sentidos e implicaciones.

En todo caso valdría la pena que la OIT promoviera foros de discusión entre sus expertos sobre las temáticas que serán usadas dentro de sus programas, como lo es hoy su propuesta de Sistemas Resilientes de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Jorge I. Sandoval O.
Profesor Tiempo Completo
Universidad Nacional Autónoma de México
Facultad de Estudios Superiores Zaragoza
Carrera de Psicología

218FansMe gusta
98SeguidoresSeguir
- Advertisement -

Entradas Recientes